La “rapidez y la atención integral” de los lesionados a causa de un siniestro de tráfico es “crucial” para lograr una recuperación positiva de las víctimas, según explicaron hoy las doctoras Silvia Rodríguez, y Sheila Lesta, coordinadoras de las Unidades de Tráfico de los hospitales La Rosaleda de Santiago de Compostela y Quirónsalud de A Coruña, respectivamente.

Durante sus intervenciones en la jornada divulgativa Derechos asistenciales de los lesionados de tráfico, organizada por la Asociación de Hospitales de Galicia (Ahosgal) y la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), celebrada en el Colegio Oficial de Médicos de Santiago de Compostela, señalaron que la rapidez en la atención a los lesionados es “fundamental” para acelerar la recuperación y “minimizar las secuelas”.

La doctora Silvia Rodríguez subrayó que los pacientes deben elegir un centro hospitalario que ofrezca un servicio integral, desde “el inicio hasta acabar el proceso de rehabilitación”. Según expuso, los servicios de atención a los lesionados de tráfico deben contar de “infraestructuras, tecnología de diagnóstico y un equipo multidisciplinar en politraumatismo, capaz de ofrecer una atención de calidad”. Por ello, alertó del “peligro de no recibir una buena atención sanitaria”.

Por su parte, Francisco Marín, responsable jurídico de Confía Asistencia Jurídica, explicó que la legislación ampara el derecho de las víctimas de siniestros de tráfico a recibir la asistencia sanitaria hasta “la completa recuperación” y la “libertad de elección de centro y médico”.

“Es importante tener claro la libertad de elección de hospital, porque hay la creencia de que hay que ir a la pública”, explicó. Francisco Marín señaló que la asistencia por lesiones de tráfico no tiene la “consideración de cobertura obligatoria” de la prestación sanitaria del sistema público de salud, por lo que los gastos que se generen deben ser reclamados a las compañías asegurados.

Además, reiteró que los médicos de las compañías de tráfico “no pueden intervenir” en el proceso de atención a los lesionados. Según desveló, en muchos casos se utiliza la petición de pruebas documentales para derivar los pacientes a los centros propios. Asimismo, apeló a los profesionales para que realicen “informes médicos claros y concluyentes” porque es una de las principales pruebas que utiliza el juez en caso de conflicto entre los asegurados y las compañías.

Observatorio del aseguramiento de salud

En la clausura de la jornada, el presidente de Ahosgal, Manuel López Pardo, anunció que la asociación promoverá, junto con otras organizaciones, la creación de un Observatorio del Aseguramiento de la Salud, que pretende ser un foro transversal que vele por la “prestación de una atención sanitaria de calidad” a los usuarios. Según explicó, la defensa de la asistencia sanitaria de calidad “no es posible solamente con el compromiso de los hospitales de Ahosgal y de sus profesionales”. “Se necesitan más acciones y la participación de más grupos de interés afectados”, apuntó.

En este sentido, indicó que el Observatorio pretende contribuir a “crear un espacio de conocimiento y análisis” de los cambios estructurales que se están registrando en el sector del aseguramiento. También tendrá el cometido de “fomentar el desarrollo de las buenas prácticas y elaborar diagnósticos para defender los derechos de los pacientes” e “impulsar la transparencia y eficiencia en el sector”.

López Pardo apuntó que este foro debe contar con la participación de representantes de organizaciones de atención sanitaria, de las aseguradoras y los corredores de seguros; y de los colegios profesionales de médicos, enfermería, abogados, fisioterapeutas y psicólogos, entre otros. Asimismo, deben estar presentes organizaciones de defensa de los consumidores y usuarios, de los pacientes; de la Administración y de las comisiones de bioética.

“Es una propuesta amplia y plural, con la que se busca la protección de los consumidores con la participación de todas las partes interesadas”, apuntó el presidente de Ahosgal. Según reveló, ya se “han dado algunos pasos” y espera “avanzar en los próximos meses para que esta propuesta inicie su andadura”.

60% de los lesionados de tráfico, en la privada

Por su parte, el director de la Fundación 061, José Antonio Iglesias, explicó que en el año 2016 el 61,9% de los lesionados de tráfico registrados en Galicia han sido atendidos en los centros sanitarios privados, frente al 45% del año 2012. Según explicó, este incremento se debe a la implantación de la “zonificación” del transporte de urgencias sanitarias, en el que prevalece el “criterio médico y la voluntad del paciente” a elegir el centro en el que desea ser atendido.

Además, destacó el “el esfuerzo que han realizado los hospitales privados” para disponer de servicios adecuados para atender a los lesionados de tráfico, con equipos expertos en politraumatismos. Así, defendió que los centros privados son elegidos por los pacientes gracias a la confianza que generan en sus usuarios y recordó que también contribuyen a “descongestionar la sanidad pública”.

José Antonio Iglesias reiteró que el modelo desarrollado por el 061 en Galicia es un “modelo de gestión, que es la envidia en otras comunidades”, aunque alertó de que es necesario “mejorar” algunos aspectos del plan para eliminar “traslados secundarios” de pacientes entre hospitales o “voluntades inducidas” de los pacientes.